Pachamama

Este es un último grito de lucha y de rabia. Un grito sordo, en busca de alguien que pueda escuchar y gritar por ella, por una tierra exhausta que nos dice ´os dejo mi corazón, yo seguiré luchando como pueda pero está en vuestras manos’. Refleja la capacidad que tienen algunas personas de fundirse con la naturaleza y de luchar juntos.Hay que coger ese punto de aunque vivamos en la ciudad, no podamos ir a la naturaleza cada fin de semana y muchas veces no tengamos tiempo para pensar en nosotros mismos, recordar que ahí está la Pachamama.

Neus Expósito

La primera vez que lo vi, pensé: guau, que bien expresado. Lo volví a ver una segunda vez y pensé: guau, pero que bien expresado. Lo volví a ver una tercera vez y escribí a Neus para agradecerle que comparta su trabajo y para pedirle compartir un poco de ella a lo que ha accedido sin pestañear, así que paraguas en mano me dirijo a la escuela de la que es fundadora y directora, donde me recibe y durante 3 horas que pasan volando me habla de su proyecto, de la danza, de como se hizo el vídeo, del arte y de sus experiencias.

PACHAMAMA es un video que parte de una coreografía creada por Neus Expósito para la bailarina Sonia Prado, medalla de oro en la Dance World Cup España de este año 2014 y plata en la final mundial.

Después de un año de competición trabajando este solo, Sonia propone llevarlo a competición de video danza, juntas crean entonces el personaje que interpreta Neus, la Pachamama que valiéndose de los sonidos del cuenco y el didgeridoo, logra captar la atención de alguien que conecta con ella.

El resultado es un vídeo que emociona e impacta, la parte artística es fabulosa sin duda, pero me parece también destacable esa capacidad de emocionar con un mensaje que de tan evidente mucha gente obvia. En 8 minutos transmiten desde el agotamiento y la tristeza, al encuentro, la belleza y la fuerza. Siento que alguien pequeñito dentro de ella da saltos cuando escucha que su mensaje llega, y es que además de la coreografía, las dos bailarinas han escrito el guión. Un trabajo muy bien hecho del que Neus también destaca las imágenes escogidas por los realizadores y el montaje, que ha sido grabado un fin de semana en la zona de Arbúcies, entre el Montseny y las Guilleries, y queda totalmente espectacular en el vídeo, haciéndonos reflexionar también sobre lo cerca que tenemos esa naturaleza tan bella y mágica.

La base de la coreografía es contemporáneo, con pinceladas de danza sensible y butoh, un estilo que Neus descubre en Alemania. Según ella, es el complemento ideal para todo el resto de danzas porque con el butoh trabajas la parte expresiva interna, te hace sentir todo el cuerpo completo y dejar que sea el sentimiento interno el que mueva el cuerpo y de ahí sale la expresión directa y también encuentras la memoria física. Se suele pensar que tú sientes algo y te mueves, pero también se puede encontrar el sentimiento a raíz del movimiento.

Neus Expósito Neus Expósito

Lo básico para mí es respetar que cada uno es como es y valorar que cada uno es como y maravillarse de que cada persona es distinta.

NEUS EXPÓSITO

Es fundadora y directora artística de la Escola De Dansa Itaca en Barcelona donde enseña su personal forma de vivir y cultivar la danza.

Escola de Dansa Itaca

Abrí la escuela con un ‘todo el mundo tiene derecho a bailar’. No hay un ‘no’ para nadie

Se formó en la escuela de danza Madó, realiza la carrera de la Royal Academy of Dance. Ha pasado por el Instituto del Teatre, el Jove Ballet de Catalunya y la compañía de danza de Ángel Corella. Tiene un largo recorrido en competiciones de danza, festivales y certámenes.

HuertoGeneroso: La excusa para hacer el video es la competición pero ¿cuál es el premio para ti?

Neus: El premio ya lo tengo con la respuesta de la gente, sus comentarios y mensajes, que me hagan saber que han comprendido el mensaje, para mí eso es ganar. Hace tiempo que no sé si me llenan los premios, no les quito valor pero me importa que la gente diga ‘guau’ y que reciban el mensaje, no si 2 o 4 personas de un jurado te dicen si está técnicamente bien lo que haces. Me ha costado mucho llegar a ganar premios y sí son un reconocimiento pero al final aprendes que los premios a veces caen y a veces no. Con lo que me quedo es que he dejado siempre mi huellita y que la gente se acuerda de mí porque llevaba algo diferente o tengo algo diferente. Lo básico para mí es que cada uno es como es. Respetar que cada uno es como es y valorar que cada uno es como y maravillarse de que cada persona es distinta. No intentar seguir un patrón y ser todo lo mismo.

HG: ¿No es muy complicado esto en el mundo de la danza en el que está todo como muy estipulado?

N: Sí, pero la danza no deja de ser un arte. Ahora veo dos ramas opuestas y o vas por una o vas por otra. En el mundo del clásico y algunas compañías de neo clásico, todavía hay gente que destaca por ser artista, pero cada vez más hay un prototipo de cuerpo, un peso, que generalmente es llegar a ser enfermo, un cuerpo que no es sano. Estás luchando por tener un cuerpo que realmente no tienes, partes desde no aceptar tu cuerpo, de querer mejorar tu cuerpo, pero ¿qué es lo que hay que mejorar de tu cuerpo? En una compañía se pretende que todos los cuerpos sean iguales, con los piececitos todos iguales y los bracitos todos iguales, desde fuera ves ese conjunto de todas las personas moviéndose a la vez y crea un efecto visual que hace que se convierta en arte pero las personas que lo están haciendo son como máquinas, no cabe la sensibilidad o la parte artística tuya. Puede estar bien, pero tienes que querer ser la parte artística de otra persona, su herramienta. En cambio en otras disciplinas como el contemporáneo, todo y que el bailarín siempre es la herramienta de un coreógrafo, cabe la personalidad de cada uno y el coreógrafo se empapa de la personalidad del bailarín y le ayuda a crear.

Me ha costado mucho llegar a esta conclusión, mucha lucha, pero para mí la rama correcta es la artística, dejar el hueco de que cada uno sea como es.

Con los alumnos busco eso y poco a poco voy abriendo hueco sin obviar tu cuerpo, tu físico por ser como es. Por ejemplo, Sonia no acaba de estirar las rodillas del todo y por eso la tacharían en todo lados, en cambio hace un trabajo maravilloso. Vas queriendo demostrar que esto también funciona.

HG: Con la escuela también os presentáis a concursos, incluso ganáis algunos, entonces ¿esta otra forma de ver la danza también funciona?

N: Sí, nos presentamos a concursos porque son la manera de que los alumnos vivan la realidad y vean la técnica bien hecha y vean otras cosas pero en la escuela trato de aportar otra esencia. Nosotras no ganamos los premios por ser mejores técnicamente sino por ser como somos, los premios que hemos ganado últimamente para mí son un alivio, porque me hacen pensar que todavía hay esperanza. Es que de la otra manera se deja de ser artista.

HG: Según yo entiendo, la danza o el baile, es la expresión de cada uno, ¿no es así?

N: Yo abrí la escuela con un todo el mundo tiene derecho a bailar. No hay un ‘no’ para nadie ¿Desde cuándo baila el ser humano? Este último año de competición lo he pasado fatal, tienes ese mínimo de competitividad, de querer enseñar lo que has trabajado, de hacerlo bien, pero es una competitividad sana y el ambiente de rivalidad en el concurso es tan grande, hasta el punto de haber malos gestos y mal ambiente, que no puedes disfrutar. Para mí la danza no es eso.

HG: ¿Quizás entonces las muestras de fin de curso son la otra cara, donde el premio es simplemente la oportunidad de mostrar lo que se hace sin competir?

N: Sí. Este año hemos hecho 2 muestras y la de fin de curso. En la escuela Madó donde he bailado siempre hay una compañera con un grupo también, cada una con su estilo tenemos un trabajo parecido y hemos hablado para compartir espectáculos. Compartir en lugar de competir. Que los grupos vean y trabajen con otra gente como ellos en lugar de competir contra ellos y que lo respiren de otra manera.

HG: El que es músico graba una canción o un disco y muestra su trabajo y su arte, pero en danza no parece que sea así, hay muy pocos trabajos que lleguen al público como habéis hecho vosotras con el vídeo, da la sensación que solo hay danza en los concursos.

N: Es que se ha distorsionado la idea de la danza. Sí se necesita un trabajo físico pero hay que volver a unir el mensaje, el arte es así, tú ves un cuadro y te transmite algo, la danza es igual, hay que decir algo para que siga siendo arte y no solo cuerpos moviéndose. La música y el movimiento es algo que va con nosotros desde siempre, entonces, ¿quién no puede hacer eso? Todo el mundo puede y lo bueno también es saber respetar que cada uno tiene su propio movimiento. Intento buscar el equilibrio entre las dos cosas, es verdad que hay que trabajar el cuerpo y tener una serie de facilidades y también la parte artística y de aceptación de la persona. En mi grupo tengo cuerpos muy distintos, me cuesta agruparlas para dúos y tríos porque ninguna se parece a otra, pero pueden bailar perfectamente en grupo, y el trabajo está siendo muy bueno.

HG: Impartes una formación desde una visión muy distinta, no se trata solo de que aprendan y repitan unos ejercicios o una coreografía.

N: En parte es gracias al trabajo con el butoh, que son ejercicios muy sencillos pero que les hacen sacar la parte interna y se dan cuenta de como algo tan sencillo puede llegar a entretener y a transmitir, a veces no necesitamos hacer un montón de cosas, aprenden a cambiar el chip y simplemente estar y dejar que salgan cosas. En contemporáneo trabajamos más la parte de crear y en clásico trabajamos más el cuerpo, la respiración, la musculatura.

Al principio tuve que cambiar la palabra ‘improvisación’ por el ‘vamos a jugar’ y con los mayores he tenido que hacer un trabajo de volver a cuando juegas de pequeño y eres capaz de visualizar e imaginar, porque conforme vamos creciendo, está mal jugar y vamos frenando y te cierras más y más. La sociedad de hoy en día es tan estética y tan de postureo que dejas de ser tú mismo. Entonces aquí vamos a jugar a sentir la libertad de hacer lo que queremos.

.

Neus es bailarina y además baila muy bien. Lo matizo porque no es lo mismo, si antes disfrutabas al verla bailar ahora oyes, escuchas y lees lo que ella siente y su forma de concebir el mundo, porque con el tiempo ha cultivado con un don propio, tanto el bailar bien como el crear y expresar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s