Clavelitos de mi corazón

 

Erase una vez, una mariposa blanca / que era la reina de todas las mariposas del alba / se posaba en los jardines / entre las flores más bellas / y le susurraba historias al clavel y a la violeta. ( Lole y Manuel )

Hace unos días alguien me comentó que quería sembrar unos claveles de esos que hacía cuando joven pero que ya no se acordaba como se tejían. – Como en inernet está todo, búscame un patrón bonita, a ver si hacemos un ramo hermoso.

Acepté el encargó y busqué en San google: cómo hacer clavel crochet. Encontré algo pero para alguien con la memoria de vacaciones y para mi que no había cogido una aguja de ganchillo en mi vida ver fotos de una hermoso clavel tejido no es suficiente. Los patrones en internet van escasos, al menos los de claveles, encontré páginas en las que hay que registrarse y para acceder a un patrón hay que facilitar los datos personales¡! y en estas que  la memoria quiso volver y el clavel se tejió con los puntos del recuerdo.

No sé si en internet está todo, pero desde luego en la experiencia está lo que un día vivimos aunque pase el tiempo, aunque la memoria lo entierre. Y sobre mi memoria, virgen aún de puntos de ganchillo, se han sembrado estos días cadenetas, puntos bajos, puntos altos, puntillas y piquitos que comparto para quien quiera sembrar claveles tejidos.

Espero explicarme bien, pues lo hago con la experiencia aún joven de un sólo clavel tejido, si os surge alguna duda preguntad sin complejo.

1ª vuelta

Se comienza la labor montando 7 cadenas y después 3, (que serán el primer punto alto).

En la 4ª cadena contando hacia atrás se tejen 2 puntos largos en el mismo punto.

Tejer dos puntos largos en cada punto hasta terminar la primera vuelta.

2ª vuelta

Se montan 3 cadenas, se gira la labor , se vuelve a tejer 2 puntos largos en el 4º punto para repetir en cada punto hasta terminar toda la vuelta.

3º 4ª y 5ª

Así se tejen 3 vueltas más, de modo que habremos tejido cinco vueltas.

6ª vuelta

En la última vuelta se hacen los “piquitos” del clavel para imitar mejor su forma.

Al terminar la 5ª vuelta se montan 3 cadenas, se gira la labor, en el mismo punto se coge 1/2 punto, se recoge la hebra y se saca por los dos hilos que tenemos en la aguja. Se tejen 2 puntos bajos en los dos puntos siguientes.

Repetir hasta terminar la vuelta.

Ya tenemos la corola del clavel y ahora sólo hay que montarla. Para ello hay opciones a gusto y creatividad del artista. Se pueden hacer con un alambre forrado con cadeneta, forrado con papel, con cinta, hay quien utiliza el tallo de alguna otra flor de plástico, se le pueden poner hojas, aunque la mayoría de los claveles que he visto las hojas que llevan se parecen más a las de un rosal. Las hojas del clavel son angostas (estrechas), alargadas y opuestas (tiene dos en cada nudo del tallo).

Os dejo el vídeo 10 pasos para hacer crochet  donde explica de forma clara y sencilla como empezar a hacer ganchillo, que lo advierto, es como comer pipas… empiezas y no puedes parar.

Que el clavel y la rosa,
¿cuál era más hermosa?

El clavel, lindo en color,
y la rosa todo amor;
el jazmín de honesto olor,
la azucena religiosa,
¿Cuál es la más hermosa?

La violeta enamorada,
la retama encaramada,
la madreselva mezclada,
la flor de lino celosa.
¿Cuál es la más hermosa?

Que el clavel y la rosa,
¿cuál era más hermosa?

                                Tirso de Molina

Anuncios

4 comentarios en “Clavelitos de mi corazón

    • Lo que da de si cultivar nuestro huerto vital jeje… y parece que la azucena pocha se ha puesto contenta con el clavel y está sanota sanota otra vez 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s