Mc publicidad y hábitos alimentarios

El mercado ofrece una gran cantidad de productos light, con añadidos, bajos en azúcar, bajos en grasa y procesados e invierte millones en publicidad. La información que tenemos al alcance, generalmente, va destinada a que consumamos y no a que nos procuremos una dieta equilibrada y saludable.

 

Super size me es el documental realizado en 2004 con el que Morgan Spurlock refleja la problemática del consumo de comida basura en EE.UU., una de las causas primeras del alto porcentaje de obesidad infantil entre su población, un problema que no tiene una única causa pero está claramente relacionado con los hábitos alimentarios.

Morgan realiza el experimento de alimentarse durante 30 días única y exclusivamente con el menú ofrecido en una de las cadenas más influyentes de comida rápida. Antes del mismo llevaba una alimentación variada, realizaba deporte y gozaba de una condición física muy buena, a lo largo de los 30 días experimenta cambios de humor, cansancio, dolor de cabeza, disfunción sexual, palpitaciones, daños en el hígado y un aumento de peso llegando a alcanzar un índice de masa corporal de 26, lo que corresponde al rango de obesidad.

El riesgo no es tanto que de vez en cuando se consuma comida rápida, puesto que un bocadillo con pan de calidad, lechuga, aguacate y germinados es rápido y saludable, sino que las grandes cadenas de comida rápida utilizan ingredientes y procesos de elaboración poco saludables.

El documental muestra que un consumo habitual de comida basura, puede ser económico pero sale caro.

UNA BUENA ALIMENTACIÓN TIENE RAZONES DE PESO

La incidencia de la obesidad que comporta riesgo cardiovascular, diabetes y también puede comportar problemas psicológicos y riesgo de exclusión social, ya no es alarmante únicamente en Estados Unidos.

En 2011 se hizo en España el estudio Aladino con niños de 6 a 10 años del que se extrae que un 20% de los niños tienen obesidad y un 26% sobrepeso. Este estudio concluye que la obesidad es más frecuente en familias con bajo poder adquisitivo y bajo nivel de estudios y considera que la obesidad en nuestro país ya es un grave problema de salud pública.

El Ministerio De Sanidad y Consumo lleva a cabo desde el año 2005 la estrategia NAOS  (Estrategia para la Nutrición, Actividad física y prevención de la Obesidad) que en líneas generales consiste en:

– Formación y divulgación de hábitos alimentarios saludables, recomendaciones nutricionales y promoción del ejercicio.
– Acuerdos con los medios de comunicación para divulgar la estrategia y colaboración con personajes famosos para promover hábitos saludables.
– Incluir en la formación de los educadores material sobre alimentación.
– No utilizar aceites altos en grasas saturadas para los fritos en las escuelas.
– No poner publi en las máquinas expendedoras de las escuelas, que estas no estén al alcance de niños de primaria y que contengan productos saludables.
–  Construcción de zonas verdes y instalaciones deportivas para fomentar el ejercicio.
– Convenio con la Federación Española de Industrias Alimentarias y Bebidas respecto a la información nutricional, la composición de los productos y también de la publicidad destinada a niños menores de 12 años.
– Prevención desde las consultas de Atención Primaria y promoción de la lactancia materna.

Ahora realicemos un experimento breve y sencillo, ahí va:

¿Cuántos de vosotros tenéis conocimiento de este programa a través de la televisión? ¿Cuántos tenéis conocimiento de la nueva oferta del burguer?

La Estrategia NAOS está muy bien, incluye muy buenas iniciativas, pero está claro que si no se aplican difícilmente serán efectivas.

QUIÉN DECIDE LO QUE COMEMOS

Morgan Spurlock analiza también la industria alimentaria, el papel de las campañas de publicidad y pone en cuestión su responsabilidad en esta problemática.

Sin duda el poder del marketing puede llegar a ser más poderoso que el consejo de los padres, madres y educadores, no en vano se invierten millonadas en realizar anuncios de productos que deben consumirse esporádicamente, incluso en horario infantil.

Por un lado es necesario aplicar una regulación clara al respecto,  y por otro una reflexión, como padres no se trata de dar consejo sino de educar.

El sistema de vida actual tiene como pilares la prisa, el consumo y la satisfacción inmediata. El consumo de comida basura forma parte de este estilo vida. Es preciso parar y dedicar tiempo a comer en familia, a escoger alimentos saludables, ir a comprar con nuestros hijos, y mostrarles los pilares de una alimentación saludable que sin duda implica tener en cuenta el impacto de lo que consumimos no sólo en nuestro organismo sino también en nuestro entorno.

Mientras que en una parte del mundo hay una epidemia de obesidad, en otra hay una epidemia de hambre. Comemos para llenarnos no para alimentarnos. El consumo excesivo de carne y lácteos, la agricultura intensiva, la industria de productos procesados, bollería, el consumo de productos foráneos, tienen un impacto nefasto en nuestro medio ambiente cada vez más agotado, en nuestro cuerpo difícilmente libre de tóxicos, en general debilitado y también en el acceso a los alimentos de esta parte del mundo que pasa hambre y que podría alimentarse perfectamente si en lugar de utilizar campos para cultivar cereales destinados a alimentar al ganado se utilizaran para cultivar cereales destinados a alimentar a personas.

En las escuelas del documental la dieta ofertada es pésima, muy pésima, esto no ocurre en nuestro país, pero sí es cierto que en muchos colegios se ha pasado de ofrecer un menú cocinado en la misma escuela con productos naturales a menús con productos pre-elaborados en los que la calidad del producto ya no se tiene en cuenta.

A nivel médico se hacen recomendaciones pero no hay una información elaborada y suficiente que llegue a la población, las dietas son aburridas y se basan prácticamente en las calorías cuando la alimentación saludable ha de tener en cuenta también las preferencias y aversiones de la persona, cómo se cocina, cómo y qué se compra, la calidad de lo que consumimos, la textura, el color…

El mercado ofrece una gran cantidad de productos light, con añadidos, bajos en azúcar, bajos en grasa y procesados e invierte millones en publicidad con el fin de que consumamos sus productos. La información que tenemos al alcance, generalmente, va destinada a que consumamos y no a que nos procuremos una dieta equilibrada y saludable.

Es fácil tener acceso a estos nuevos productos que ofrece la industria pero para acceder a información importante como la composición de los alimentos, los tóxicos o no que contienen o que se han utilizado en su elaboración no es igual de fácil. Es verdad que si uno se preocupa la puede encontrar pero hay que buscar y muchas veces por Internet, de modo que la información no es fácilmente accesible para todos.

¿Quién es entonces el responsable de la alimentación de nuestros hijos?

Sin duda la responsabilidad pasa por todas las partes implicadas: los padres, la escuela, la industria alimentaria, el sector sanitario, instituciones y gobierno.

Y ¿quién es responsable de nuestra alimentación?

Mc Donalds se defiende de una demanda en la que se le acusa de ser causante de obesidad en 2 adolescentes diciendo que el consumidor ya sabe que sus procesos de elaboración son menos sanos que otros y si bien es cierto que cada uno es responsable de lo que decide o no consumir, esta cadena da de comer nada menos que a 46 millones de personas todos los días y esta cadena sabe que lo que da de comer son productos altos en grasas saturadas, azúcar, elaborados con procesos que generan grasas trans que tienen una clara relación con enfermedades cardiovasculares y obesidad y , teniendo conocimiento de ello, no sólo los sigue ofreciendo a precios más que económicos sino que invierte gran esfuerzo y dinero en potentes campañas de marketing para que  sean consumidos tanto por adultos como por niños.

La publicidad y los organismos oficiales influyen en los hábitos alimentarios de cada individuo y empresas como la del documental contribuyen a que en nuestro entorno tengamos hábitos alimentarios tóxicos, sorprende que a una empresa con tanta influencia e impacto no se le exija una responsabilidad por aquello que ofrece.

Aquí podéis ver el documental SUPER SIZE ME de Morgan Spurlock.

Anuncios

3 comentarios en “Mc publicidad y hábitos alimentarios

  1. Interesantísima tu entrada. Hoy mismo cuando iba a trabajar he visto en la terraza de un MC 24 h. -abierto día y noche- a dos jóvenes con sus hamburguesas ¡¡¡y eran las 7.30h. de la mañana!… He pensado en mucho de lo que comentas precisamente en esta entrada. Es una pena que nuestros jóvenes estén abandonando la dieta mediterránea para atiborrarse de pizzas, macarrones y hamburguesas. Tengo una hija de 16 años y te puedo asegurar que la influencia es tal que en casa es dificilísimo -si no imposible- que coma verduras y frutas sin poner cara de poker. A pesar de que yo me alimento de manera natural ¡porque creo en ello y lo disfruto! me las veo y me las deseo para que ella haga lo mismo… y cuando sale con sus amigas, ni pensarlo, por supuesto…. de las pizzas, los hot-dogs y los Mc menú no salen.
    Estamos importando la moda americana -no sólo en la comida- y así nos luce el pelo.
    Un abrazo y gracias por esta reflexión tan necesaria.

    • Hola Teresa!
      Bienvenida, hemos tenido avatares técnicos así que disculpa el retraso en responder.

      Sin duda cuentas lo que le pasa a muchos padres y madres que a pesar de tratar de guiar a sus hijos se encuentran con que hay otras influencias y muchas veces, estas son más vistosas e insistentes. ¿Quién dijo que ser padres es fácil? No se trata solamente de mostrarles que hay comer natural sino de mostrarles las opciones, los efectos de sus decisiones y enseñarles a discernir.
      Pero tampoco hay que ser perfectos, sería una locura! Cuando uno crece también aprende, afortunadamente.

      Hazle una pizza suculenta y ya verás como prefiere la tuya a las precocinadas, en el menú de la derecha puedes encontrar alguna receta.

      Saludos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s