La castanyada (un bon moment per gaudir productes locals)

mariona la castanyera

(Puedes leer este artículo en castellano más abajo)

La castanyada és aquell dia de la meva infància en el que a escola algú dels profes, es disfressava de velleta, ens explicava una petita història de tardor i tots junts menjàvem castanyes mentre cantàvem una d´aquelles cançons que quedaria per sempre a la llista de hits de quan jo-era-petit . El dia abans haviem preparat entre tots safates de panellets i cadascú se´n portava una per a fer-la al forn de casa. Aquell dia era com un ritual al fruits de la terra: castanyes crues i torrades, boniatos i panellets de pinyons.

Marrameu torra castanyes
a la voreta del foc;
ja n’hi peta una als morros,
ja en tenim Marrameu mort.

Pica ben fort,
pica ben fort,
que piques fusta,
pica ben fort.

 

Diuen que antuvi es picava les campanes a morts durant la nit de Tots Sants, la vigilia del dia dels morts segons marca la tradició cristiana, i per no defallir es menjaven aquests fruits tant energètics. I és que encara que nosaltres de morts ens sabíem ben poc i ben poc ens importaven, la castanyada té origen en aquesta festa ritual funerària en la que a més es diu que els morts surten a passar el dia amb els seus familiars d´on prové la tradició d´encendre espelmes per a que tinguin llum i puguin marxar en pau.

Pels carrers hi ha castanyeres vestides amb grans faldilles, camisola negra i mocador venent paperines de castanyes torrades i boniatos rostits. Actualment, molts nens ja no es disfressen de castanyera ,com era costum, sinó de bruixa, d´esquelet o de mort i als apardors de les tendes veiem carbasses amb boca i ulls, teranyines i aranyes que donen un aire més terrorífic a la festa, això és una influència de la tradicional festa de Hallowen que es celebra a Estats Units. Però, allà la tradició passa més per menjar caramels, cosa del tot prescindible si tenim un bon assortit de castanyes, boniatos i panelltes. Amb més o menys influències, pels nens i per molts de nosaltres encara, la castanyada és simplement la festa de la tardor i l´hora d´aprofitar aquestes viandes que ens regala la nostra terra.

Castanyes

Són molt riques en hidrats de carboni, son una aliment molt energètic ideal per a  aquests dies de fred, inclús per a persones amb pes elevat, doncs tenen molta aigua i poca grasa aportant 3 vegades menys caloríes que les nous.
Són riques en vitamines, potasi, el que les fa indicades en casos d´hipertensió i ferroi magnesi. També són molt riques en fibra i afavoreixen el trànsit intestinal

Són ideals en època de creixement o de grans esforços i també en cas d´esgotament físic i nerviós.

Es poden fer molts plats amb castanyes, sopes, pastissos… fins i tot, es pot fer llet de castanyes, encara que una de les formes tradicionals de menjar-les son torrades.

Es fa un petit tall a cada castanya i es possen a una paella amb forats (castanyera) o al forn. Un cop el tall s´obre i les castanyes presenten un colo torrat es treuen del foc i s´emboliquen en un drap de cotó net per a que no perdin el calor.

Boniatos

És un aliment també ric en hidrats de carboni i per tant molt enregètic, semblant a la patata però més ric en vitamines i en minerals com el potasi. Com les castanyes ajuda a prevenir i regular la hipertensió arterial i per el seu contingut en ferro aporta energía física i mental sent adecuat per a persones que pateixen estrés.  Ajuda a reduir el risc d´infeccions, i la seva riquessa en vitamines antioxidants (A, C, E y carotens) el fan un bon preventiu per a problemes de visió, certs càncers i les consequències del estrés.

Els boniatos es mengen tradicionalment al forn, ben nets es deixen fer fins que están tous. Però també ofereixen diverses possibilitats.

Aquí tenim un pastís de boniato molt senzill: es couen 1 o 2 boniatos amb llet d´arrós i una mica de vainilla durant uns 20 min. S´hi afegeix una mica de melassa i es tritura. Posem la massa resultant sobre una capa de galetes integrals i podem diluir una mica de salsa de garrofa per a decorar.

boniato Tant la castanya com el bonitao aporten hidrats d´absorció lenta, ajuden a estabilitzar el nivell de glucosa i redueixen la resistencia a la insulina.

Panellets

També molt energètics i de sabor exquisit però molt rics en sucre. Per tant, els panellets sí que aporten un munt de caloríes. La recepta tradicional dels panellets es fa amb ametlla, patata i sucre, ous y pinyons.

Aquí teniu la típica recepta que es fa escola.

Montse Bradford proposa un recepta més saludable amb boniato i ametlla.

panellets

Pastisseria tradicional del casc antic de Barcelona

(Castellano)

La castañada (un buen momento para disfrutar productos locales)

La castañada es ese día en el que en escuela alguno de los profes, se disfrazaba de viejecita, nos explicaba una pequeña historia de otoño y todos juntos comíamos castañas mientras cantábamos una de aquellas canciones que quedaría por siempre en la lista de hits de cuando yo-era-pequeño . El día antes habíamos preparado entre todos bandejas de panellets y cada uno se llevaba una a casa para hacerla al horno. Aquel día era como un ritual a los frutos de la tierra: castañas crudas y tostadas, boniatos y panellets de piñones.

Marrameu torra castanyes
a la voreta del foc;
ja n’hi peta una als morros,
ja en tenim Marrameu mort.

Pica ben fort,
pica ben fort,
que piques fusta,
pica ben fort.

Dicen que antaño se hacían sonar las campanas durante la noche de Todos los Santos, la vigilia del día de los muertos según marca la tradición cristiana, y para no desfallecer se comían estos alimentos tan energéticos. Y es que aunque nosotros de muertos sabíamos muy poco y bien poco nos importaban, la castañada tiene orígen en esta fiesta ritual funeraria en la que además se dice que los muertos salen a pasar el día con sus familiares de donde proviene la tradición de encender velas para que tengan luz y puedan marchar en paz.
Por las calles hay castañeras vestidas con grandes faldas, camisa negra y pañuelo vendiendo cucuruchos de periódico llenos de castañas tostadas y boniatos asados. Actualmente, muchos niños ya no se disfrazan de castañera como era costumbre, sino de bruja, de esqueleto o de muerto y en los escaparates de las tiendas vemos calabazas con boca y ojos, telarañas y arañas que dan un aire más terrorífico a la fiesta, esto es una influencia de la tradicional fiesta de Hallowen que se celebra en Estados Unidos. Pero, allí la tradición pasa más por comer caramelos, cosa del todo prescindible si tenemos un buen surtido de castañas, boniatos y panellets. Con más o menos influencias, para los niños y para muchos de nosotros todavía, la castanyada es simplemente la fiesta del otoño y la hora de aprovechar estas viandas que nos regala la tierra.

Castañas
Són muy ricas en hidratos de carbono por lo que són una alimento muy energético ideal para estos días de frío, incluso para personas con pes elevado, pues tienen mucha agua y poca grasa aportando 3 veces menos calorías que las nueces.
Son ricas en vitaminas, potasio (lo que las hace indicadas en casos de hipertensión), hierro y magnesio. También son muy ricas en fibra y favorecen el tránsito intestinal.
Son ideales en época de crecimiento o de grandes esfuerzos y también en caso de agotamiento físico y nervioso.
Se pueden hacer muchos platos con castañas, sopas, pasteles… incluso, se puede hacer leche de castañas, aunque una de las formas tradicionales de comerlas son tostadas.
Se hace un pequeño corte a cada castaña y se ponen en una sartén con agujeros (castanyera) o al horno. Una vez el corte se abre y las castañas presentan un color tostado se sacan del fuego y se envuelven en un trapo de algodón limpio para que no pierdan el calor.

Boniatos
Es un alimento también rico en hidratos de carbono y por lo tanto muy enregético, similar a la patata pero más rico en vitaminas y en minerales como el potasio. Como las castañas ayuda a prevenir y regular la hipertensión arterial y por su contenido en hierro aporta energía física y mental. Ayuda a reducir el riesgo de infecciones, y su riqueza en vitaminas antioxidantes (A, C, E y carotenos) lo hacen un buen preventivo para problemas de visión, ciertos cánceres y las consequències del estrés.
Los boniatos se comen tradicionalmente al horno, bien límpios se dejan hacer hasta que están blandos. Pero también ofrecen varias posibilidades.
Aquí tenemos un pastel de boniato muy sencillo: se cuecen 1 o 2 boniatos con leche de arroz y un poco de vainilla durante unos 20 min. Se añade un poco de melaza y se tritura. Ponemos la masa resultante sobre una capa de galletas integrales y podemos diluir un poco de salsa de algarroba para decorar.

Tanto la castanya como el bonitao aportan hidratos de absorción lenta, ayudan a estabilizar el nivel de glucosa y reducen la resistencia a la insulina.

Panellets
También muy energéticos y de sabor exquisito pero muy ricos en azúcar. Por lo tanto, los panellets sí que aportan un montón de calorías. La receta tradicional de los panellets se hace con almendra, patata y azúcar, huevos y piñones. Aquí tenéis la típica receta que se hace en la escuela.

Montse Bradford propone un receta  más saludable con boniato y almendra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s