Los titulares de Esther Vivas: Soberanía alimentaria

Pots llegir l´article en català

Hace un tiempo que leo desde mi ventana virtual artículos de una tal Esther Vivas que habla de soberanía alimentaria, agroecología, comercio justo, consumo crítico, consumo responsable… Cuando me doy cuenta de la importancia no de lo que explica sino de lo que entiendo con lo que explica, la curiosidad me pregunta quién es y es entonces cuando me encuentro con una biografía llena de valores y de activismo.

Esther Vivas

Esther Vivas

Forma parte del Centro de Estudios sobre Movimientos Sociales (CEMS) en la Universidad Pompeu Fabra y colaboradora del Instituto de Gobierno y Políticas Públicas (IGOP) en la Universidad Autònoma de Barcelona. Ha participado en movimientos antiglobalización, antiguerra, contra la deuda externa y en varios Foros Sociales Europeos y Mundiales, así como en el Forum Social Catalán. Activista por un consumo responsable, a favor de la soberanía alimentaria y contra el cambio climático es autora de libros como Del campo al plato (2009), Supermercados, no gracias (2007) y otros sobre movimientos sociales. Participa en varios medios de comunicación y todavía tiene tiempo para la política.

Entender por qué hay hambre en el mundo cuando somos 7.000 millones de habitantes y se producen alimentos para 12.000 millones no es posible si no se tiene una visión de la política, del mercado, del sistema, del modelo de consumo,… y sus efectos no se saben ni se entienden mirando los informativos. Parece lógico pensar que tenemos que cuidar la Tierra, el lugar donde vivimos, pero por ignorancia, por inconsciencia o por irresponsabilidad, no es precisamente esta lógica la que impera actualmente y desde ya hace décadas.

A menudo se nos escapa valorar y entender el impacto de las decisiones que tomamos en nuestra vida cotidiana o creemos eso de que la culpa es del sistema y vivimos convencidos de que no tenemos recursos o, si los tenemos, no son suficientes.

Esther Vivas no da por sentadas las cosas y las explica, la experiencia y la investigación la avalan. Explica el qué y el porqué, el quién, el cómo, el cuando y añade las alternativas, así que después de leer sus artículos e intercambiar algún comentario desde la ventana virtual dónde hemos hablado de hacer una pequeña entrevista telefónica pues el tiempo no le da para más, decido coger el tren y la batería de preguntas que siempre hago y todavía nadie ha sabido o querido responderme, para ir a una de sus conferencias y conocerla personalmente.

Los titulares de Esther Vivas

Si los informativos nos hablan de la grave crisis alimentaria que sufre Somalia a casua de la sequía, Esther Vivas nos da otros titulares.

El hambre en África no es consecuencia de una fatalidad sino que hay causas políticas que tienen que ver con el expolio y una nueva piratería del s.XXI.

Las causas políticas que generan el problema del hambre, tienen que ver con quién controla los recursos naturales y quién sale ganando con las actuales políticas agrícolas y alimentarias.

La cadena agrícola y alimentaria está controlada por una serie de multinacionales que anteponen sus intereses privados a las necesidades colectivas y las del ecosistema.

Un país que en los 70 producía lo suficiente para alimentar a su población, fruto de las políticas de liberalización comercial y el expolio de los recursos, hoy depende de la importación de alimentos.

La piratería del s.XXI: El expolio y la especulación alimentaria

Lo que Esther Vivas llama piratería del s.XXI es la creciente privatización de tierras, sólo en África hay una extensión igual de grande que todo el estado francés, que multinacionales extranjeras explotan para producir alimentos destinados a la exportación, las políticas de liberalización comercial aplicadas desde los 70 y los planes de rescate aplicados por el FMI y el Banco Mundial en los 80 en los países del sur que permiten que multinacionales extranjeras comercialicen sus productos a precios con los que no se puede competir y se apropien de tierras que destinan a la producción de monocultivos para la exportación y no para alimentar la población, haciendo que la comida externa sea más barata que la autóctona y generando un abandono de la producción agrícola propia al no poder competir con el mercado extranjero, aprovechar la crisis política y la falta de legislación medioambiental para llevar a cabo una pesca masiva e ilegal en la zona del Cuerno de África que supone una pérdida de recursos fundamentales para la alimentación y la economía somalí como la pesca de atún (un 40% del atún que consumimos en España proviene de estos recursos que están siendo robados) y una pérdida de unos 300 millones de dolars al año que ninguna de las multinacionales paga.

Y pasa a hablar directamente de especulación cuando se trata del precio de los alimentos:
Los mercados, de los que escuchamos hablar en abstracto, son personas con nombres y apellidos. Son los presidentes de las principales empresas y multinacionales. Los precios se establecen en los mercados de futuros (creados el sXIX para garantizar a futuro un precio al productor ) y en las bolsas internacionales de comercio, actualmente con el objetivo de hacer negocio, y no en función de la oferta y la demanda. El precio aumenta porque se especula con los alimentos.

Tomar conciencia de lo que no sabemos

El año 2010 se destinaron 1800 soldados en el Cuerno de África. Estos soldados están financiados por la población, nosotros. Estos soldados protegen los intereses económicos de multinacionales y grandes empresarios de la pesca. Estas multinacionales y grandes empresarios de la pesca que están siendo protegidos con soldados financiados por la población, están vulnerando los derechos de los pueblos del sur.

Puede parecer que tengamos poco o nada a hacer frente las decisiones y políticas de empresas y gobiernos, pero precisamente una de las altrenatives que apunta Esther Vivas es tomar conciencia de las causas estructurales del hambre y no quedarnos con la imagen superficial que dan los medios de comunicación, haciendo ver que es un problema producto de una fatalidad. Esto posibilita que tomemos acciones de información y denuncia que pongan en evidencia la actuación de estas multinacionales.

piratas

Soberanía alimentaria

El hambre en´África se puede acabar apostando por la soberanía alimentaria desde una perspectiva internacionalista y solidaria. Recuperando tanto en los países del sur como en los del norte, la capacidad de decidir en qué manos están la agricultura y la alimentación y procurando que estén en manos de aquellos que cuidan la tierr
a y no de los que la explotan.

La soberanía alimentaria podría ser la respuesta a una de las preguntas que me hago desde pequeña: puede acabarse el hambre en el mundo? La siguiente, es fácil de intuir: qué puedo hacer?

Recuperar la capacidad de decidir sobre lo que comemos, devolviendo la tierra a quien quiere trabajarla y no a quien quiere especular con ella, apoyando la agricultura local, prescindiendo de las multinacionales y plantear alternativas en nuestro consumo apostando por un modelo de consumo que tenga en cuenta la agricultura local.

Este mundo es posible?

Los gobiernos e instituciones conocen estas practicas y las permiten? Es una pregunta más bien retórica, hace tiempo que yo y mi estupor sabemos la respuesta, pero sigue brotando en mi batería de preguntas cuando lo que falta es la capacidad para concebir cuál es el problema de estas personas que permiten especular con la alimentación de otros y explotar la tierra de esta manera aún sabiendo el impacto que esto comporta.

El problema es que vivimos en un sistema capitalista en el cual una élite política y económica busca el máximo beneficio a expensas de las necesidades colectivas y del ecosistema. Los mueve el lucro y el beneficio económico independientemente de los costes sociales y medioambientals que generen.
Es una cuestión de usura, de acumulación, de egoismo. Son los valores del modelo actual y son los que se inculcan en nuestra sociedad para que la rueda siga funcionando: la competencia, la busca de beneficio a corto plazo, el consumismo, la injusticia…

Para nosotros no es fácil estar al tanto de lo que hacen estas empresas, incluso sabiéndolo, si quienes tienen poder son quienes permiten que esto pase, no tenemos poco a hacer?

La ciuadanía no está informada de esto, es cierto, con la crisis pasa igual, se esconde mucha información que cada vez más sale a la luz gracias a  investigaciones de asociaciones y grupos. Hay mucha gente que trabaja y divulga estas informaciones. Además de la denuncia y la crítica se trata de construir alternativas a aquello que nos hacen creer como una única opción: dicen que hay un único modelo de agriculrura industrial transgénica con el que se puede alimentar al mundo, pero hay gente que dice que la práctica agroecològica a pequeña escala también podría alimentar al mundo y crean una cooperativa de consumo en su barrio. Sólo hay un modelo de banca privada, no, cada vez más hay iniciativas de bancaética.
Hace falta movilizarnos y salir a la calle para que se produzcan cambios estructurales más allá del marketing político destinados a una justicia en las políticas económicas, bancarias, agrícolas y alimentarias.

Entrevista a Esther Vivas : Comemos lo que necesitamos o lo que quieren que comamos?

A pesar de que el activismo, las charlas, la política la tienen bastante ocupada, esta mañana la he visto en Tv3 hablando del movimiento de los indignados y ya tiene la agenda de octubre llena, accede a que le haga unas preguntas. Acceder quizás queda demasiado correcto y lejano, nos sentamos en una mesa del Euskal Etxea, centro cultural del Borne de Barcelona donde ha tenido lugar la conferencia, y las preguntas y respuestas se suceden en un diálogo ameno y animado.

Mucha gente opta por un consumo ecológico pero se encuentra con el handicap del precio. Por qué las verduras del payés son más caras si no hay intermediarios?

Hay varios elementos a tener en cuenta, las cosas son baratas porque hay impactos que no se pagan, los costes ocultos. La producción a pequeña escala es más cara. También hablamos de productos de mayor calidad, no somos conscientes que somos lo que comemos porque no se nos educa para valorar la agricultura y la alimentación, pero en cambio no dudamos en comprar ropa o la última Blackberry…

El precio del producto ecológico es demasiado caro o el del supermercado es demasiado barato?

Se dice que es más barato comprar en el super pero no estamos pagando el coste por emisión de gases de efecto invernadero que genera el transporte de los productos o por la explotación de mano d´obra o por la utilización de pesticidas que generan enfermedades. Esto tiene un costes ocultos que nadie paga o en todo caso lo acaba pagando el ecosistema, la comunidad donde se produce el impacto ambiental o la seguridad social cuando la persona enferma.

La nueva pirámide de la alimentación mediterránea recomienda el consumo de productos tradicionales, locales y respetuosos con el medio ambiente. Es posible con las políticas agrarias y el modelo de mercado actual?

Se fomenta la agricultura industrial intensiva transgénica, la ecológica encuentra muchas trabas. Pero hay opciones como los grupos de consumo que compran directamente al payés, por un lado se establece una relación directa sabiendo quién y cómo se produce lo que comemos y al mismo tiempo se apoya al pequeño agricultor y a la producción ecológica.

Se insiste mucho en el consumo de lácteos como fuente de calcio, pero somos uno de los países donde hay mayor incidencia de osteoporosis. Crees que algunas de las recomendaciones alimentarias que hacen organismos e instituciones están influenciadas por la industria?

Hombre, todos estos productos recomendados tipo bio enriquecidos o “actimels”, los llamados alimentos funcionales, que la industria promueve son manipulados para darles un valor añadido. En realidad es mejor el producto ecológico.

Comemos lo que necesitamos o lo que quieren que comemos?

Lo que quieren. El modelo agrícola y alimentario se sustenta en mitos, como por ejemplo, que ir al super es más cómodo o más barato. Acabas comiendo el alimento que propone el sistema.

Las preguntas hace rato que se han acabado, a pesar de que ella alarga su tiempo generosamente llega la hora de dar por finalizado el día y yo tendría que llegar a tiempo de coger el último tren, así que decidimos plegar. Pero nuestros caminos todavía no se separan, la conversación sigue por las calles del Borne camino a plaza Cataluña. Andar con Esther Vivas hablando de las virtudes e inconvenientes de vivir en la ciudad, del trabajo, del campo es el añadido que me dice que sí ha valido la pena bajar a Barcelona sólo para conocerla porque siempre se agradece encontrar personas con valores, no los valores de los que habla sino los que desprende, generosidad, colaboración, comunicación, coherencia y una humildad que sonriente dice “…si pueden servir estas charlas…”.

Pueden servir y sirven porque mientras el mundo aprende a leer, a decidir, a reflexionar y discernir, a darse cuenta, mientras este mundo aprende a desaprender necesita que se le expliquen las cosas.

 

Anuncios

13 comentarios en “Los titulares de Esther Vivas: Soberanía alimentaria

  1. Pingback: Els titulars d´Esther Vivas: Sobirania alimentària « Elhuertogeneroso

  2. Hola Señorita, ¿cómo se encuentra?
    Después de cierto tiempo me he podido pasar tranquilamente por su Blog, más en concreto por este entrada. ¡Pero si eres un niño todavía!, dirás. Yap. No.

    En fin, quería decirte que me ha gustado mucho el artículo. Me gusta saber de personas que aún se preguntan cosas y no se resignan a lo que ven y “lo que hay”, desgraciadamente en mi realidad es de lo único que tengo.
    Sin embargo cada día las cosas parecen cambiar, y no para bien. Pero obviemos el lado menos positivo de este personaje y su particular visión de las cosas, a lo que vine fue a felicitarla por su genial labor como “informadora”, y por su Blog, son cosas que siempre habremos de agradecer, un genial trabajo.

    Un abrazo

    • Pero bueeeeno, que grata visita! 🙂
      Gracias por las felicitaciones, precisamente una de las primeras enseñanzas de elhuertogeneroso es que hay que confiar en el proceso y observar, plantamos una semilla y no sabemos lo que sucederá con ella y llueve y hace sol y viento y a pesar de todo acaba brotando y dando una hermosa planta. A veces no crece nada, pero esto también es natural. Durante mucho tiempo también yo sentí que mi realidad era más bien sosa y entonces comencé a sembrar… este el resultado, así que pasese usted por aquí siempre que quiera sea niño o ya viejito, sea para inspirarse con las enseñanzas del huerto o para sembrar su particular visión de las cosas que unas veces será más inquieta y vivaracha otras más resignada. Las dos son naturales mientras uno va descubriendo el mundo en el que vivimos.

      Bienvenido!!

  3. Apreciados contertulios, opino que tenemos lo que nos merecemos, la sociedad somos malos y tenemos los politicos y el sistema que nos merecemos y todos somos culpables de una u otra forma.

  4. Buenas Alfredo, bienvenido!
    Probablemente, quitando el probablemente, somos responsables en parte, la vida que impera hoy día es la de la prisa y el consumo lo que deja poco espacio para cuidar el mundo en el que vivimos del cual todos somos responsables, pero no culpables de que los políticos no gobiernen sino que se enriquezcan a nuestra costa o de que las multinacionales tengan en sus manos nuestra alimentación, comercien con productos de dudosa calidad e inocuidad o especulen con materias primeras. Si en todo esto se está cometiendo algún delito no es la sociedad quien lo comete sino personas con nombres y apellidos y estos son los responsables.

    Saludos

  5. Gracias por su atenta contestacion.
    Huertogeneroso, estamos diciendo casi lo mismo. , digo casi porque creo que no se ha dado usted cuenta de que los politicos no son mejores ni peores que el resto de la suciedad, perdon, sociedad. Los que usted comenta, multinacionales y demas poderes son lo que la sociedad se merece.
    En el mundo hay dos clases de personas, los que roban y los que no pueden robar

    • Me doy cuenta, pero ud habla de culpa y yo de responsabilidad que son cosas distintas.

      No comparto su visión del mundo, me parece demasiado reducida, se olvida ud de los zombis que perdieron hace tiempo el discernimiento, los zombis que compran por comprar, comen lo que les echen y no se qüestionan más allá del programa que verán hoy, se olvida también de los quejicosos que culpan al gobierno hasta de que la novia o el novio los deje, y de los luchadores que salen a la calle, gritan lo que les indigna y tratan de cambiar las cosas, y de los que aceptan que lo importante es la actitud que uno tenga ante las cosas y no lo que suceda, y se olvida también de los que no tienen la necesidad de robar aunque puedan.

      El mundo es como es y puede ser y hacerse de tantas otras maneras… tal vez no se trate de darle poder a los hombres sino responsabilidad y estar por la labor de no permitir que puedan robar, y mejor aún si los educamos para que no tengan la necesidad de hacerlo.
      (pero esto ya es utopía, creo).

  6. No acabo de enteder su comentario de porque pone en el mismo cajon a personas responsables y otros que no lo son y no veo que hacen todos juntos en el mismo sitio

  7. La educacion superior que deberia darse a la humanidad la myoria, la enorme mayoria no la quieren, lo que quieren es ir a su aire y que nadie les diga por donde deben de ir y menos que les hablen de deberes o responsabilidades, quieren derechos

  8. Alfredo, en el mismo cajón estamos todos seamos responsables, culpables, ladrones, zombis, pintores o superhéroes, ud divide el mundo en los que pueden y no pueden robar, culpa a unos y a los otros al parecer los excusa como si la culpa la tuviera quien deja hacer y no quien perpreta el delito.
    Simplemente, tenemos visiones distintas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s