Octubre sigue de primavera

Octubre, se supone que winter is coming, sin embargo el tiempo sigue animándonos a pasear de corto y con tirantes. No es habitual y el ambiente está extrañamente alegre para la época que es, tiempo atrás los días eran bastante más cortos, menos revueltos y los más precavidos ya alimentaban con unas gotitas de equinacea a su cuerpo serrano para evitar resfriados. La rutina era como más ténue, los niños iban a la escuela con una chaquetilla y al caer la tarde uno regeresaba del trabajo ya con el sol bajo.

Las cosas están cambiando, no son ni mejor ni peor, sólo diferentes.

Esta es una primavera larga que comenzó con brotes de indignación y esperanza, e hizo que mucha gente dormida despertara, e hizo que mucha gente ya despierta esparciera semillas de sostenibilidad, comercio justo, soberanía alimentaria, justicia social que brotan y brotan sin parar.

Para algunos, los que no creen en un mundo mejor sino en su rico mundo, se hace necesaria una poda drástica, que a falta de sensibilidad y sentido común llevan a cabo como  se les antoja sin tener en cuenta si cortan unas ramas u otras.

Se cierran quirófanos y servicios de urgencias pero se sigue alimentando a la industria del fármaco que sin enfermos no tendría sustento, así que sí, también se siguen alimentando la anisedad, el estrés, el reuma, fibromialgia, diabetes, hiperactividad y síndromes varios a base de un paradigma mecánico que no concibe o no quiere concebir más allá del síntoma.

Se recorta el pago a residencias de ancianos y discapacitados, se pretende recortar el sueldo de 40.000 sanitarios,  se recorta personal educativo y al que queda también se le recorta el sueldo, la fórmula extraodinaria es esta: menos profesores cobrando menos tabajando más para más alumnos, que además tendrán que impartir asignaturas para las que no se han especializado.

Se dejan intactas ramas viejunas y chupones que sobreviven gracias al ahorro en sanidad y educación para los que el gobierno asegura que no hay dinero. Sí lo hay para la recién estrenada radio que Renfe lanza “para mejorar su servicio a los clientes ofreciendo un trato cercano“, para una televisión pública que en contadas ocasiones no está a la altura, para sueldos abusivos, dietas y compensaciones de los gestores de un país que en esta primavera larga grita por activa y por pasiva que no se siente representado. Sí hay posibles para rescatar bancos, para respaldar a directivos con sueldos millonarios y sí hay posibles para quien tenía mucho y tras la poda tendrá más.

También hoy hay posibles para detener a quien vive creyendo que tiene derechos, a quien se expresa y trata de comunicar su descontento, a quien ofrece alternativas y abona la tierra mientras otros la desgastan. Sí hay posibles para reprimir y agredir pero no los hay para hacer que los responsables de abusos asuman las consecuencias.

Un Octubre diferente sí, falto de frío y abundante en luz en el que no hay día que no pase algo importante, curioso o a lo que estar atento. Hace días que la gente llora por la muerte de Steve Jobs, para mi un señor informático, el de la manzana, para muchos un revolucionario, un visionario, un genio, las redes sociales están llenas de lágrimas virtuales esparcidas.

Su famoso discurso en el que dice a unos Universitarios a punto de graduarse que lo importante es encontrar lo que uno ama, es una herencia que invita a escuchar y a seguir el propio instinto, algo valioso, mucho para los que se lanzan al mundo y para los que alguna vez se pierden en él. Su ejemplo, proclaman muchos, es el de una persona que creó a partir de un sueño y logró hacer soñar a muchos.

Indiscutiblemente fue un inventor y ha dejado en este mundo una extensa industria de entretenimiento y comunicación. El señor de la manzana creó productos que la gente no sabía ni que iba a necesitar y que hoy por hoy han hecho olvidar a muchos que la vida sin Iphone sí es posible e incluso que hay una gran diferencia entre consumir lo necesario o lo que a uno le hacen creer que necesita.

Un legado que a otros cuantos no gusta tanto y es un símbolo más de esta primavera en la que parece haber una especial tensión entre los extremos, como si fuese el paso previo indispensable hacia al equilibrio.

Una primavera en la que muchas cosas parecen distintas pero en la que, como todas las primaveras, lo que se sembró brota y crece aquello en lo que ponemos atención, en la que los matices son muchos y variados y los legados, los sucesos, las paradojas, lo injusto, los cambios, nuestras propias emociones son nuestro gran libro de consulta al que es conveniente por no decir fundamental, que tengamos bien cerca a modo de buen fitosanitario contra una plaga extremadamente invasiva y dañina, el olvido de lo verdaderamente necesario e importante. Cuando esa plaga ataca nuestra cosecha, se hace demasiado fácil para quien maneja las tijeras, podarnos la conciencia de la que apenas quedarán 4 hilos, 1 del que podremos tirar sólo al despertar y 3 con los que nos manejarán como a marionetas.

 

Anuncios

2 comentarios en “Octubre sigue de primavera

  1. Pues es bien cierto que tienes razón, decir en todo casi es pedante pero es cierto… las lágrimas binarias tambien inundan la red, pero vaticino que va a durar 72 horas, un bajo duelo casi de postura y posicionamiento, caduco… Lo verdaderamente escandaloso y patético es que si, seguiran muriéndose de hambruna los de siempre y otros tantos seguiremos dia a dia intentando mejorar la calidad de vida, aunque no tengamos un fruto duro y miremos hasta el último centavo para ver si ese fin de semana podemos o no podemos invitar a unos bocatas a nuestros amigos… y si hay suerte comprar 2 putas Cocacolas… es otra manera de malvivir, jodidamente lejana de la que retrata tu foto es cierto, pero por aquí tambien las estamos pasando realmente putas eso si, con ropa limpia, agua (aunque sea hasta el cuello) y una consola aunque renqueante pero que chuta.

    A veces, sólo a veces casi envidio a los imbéciles que no piensan, ni actúan ni nadená, tan sólo activan el mode zombie y pasan por la vida con mejor o peor gloria pero los jodíos duermen cada noche como lirones, mientras en el “1er mundo” lloramos por una puta manzana…

    Sigue así, es un soplo de aire fresco leerte, y lo sabes!!

    http://bakoneth.com

    • Una cierta hambruna también se vive aquí es cierto. Somos lo que comemos y para crear un “somos” saludable hay que comer saludable (local, de temporada y ecológico). No es fácil hacerlo y llegar a fin de mes, los precios son altos o nuestros sueldos muy bajos. Aunque a malas aquí te tiras al arroz blanco y a los vegetales con químicos, en el Cuerno de África no pueden porque no hay dónde escoger. Nuestra capacidad de autonomía es mayor y también la de afrontar las dificultades, aunque es verdad que es difícil afrontar “la crisis” cuando a uno ya le sobrepasa su propia crisis, sin embargo el espíritu crítico es importante y ayuda a mucho a no dejarse invadir.

      Gracias mil por regar el huerto, también es bueno, bonito y barato tener presente que somos much@s en el mismo barco.

      Sonrisas de colores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s