Los síntomas del 15m

Hipócrates, considerado el padre de la medicina, postuló en la antigua Grecia (S. V a.C.) la vis medicatrix naturae, esto quiere decir, el poder curativo de la naturaleza.

Puede sonar a hippy, a flower power, jon lenin, arriquitaun, y se puede negar, obviar y eludir de múltiples y diversas formas. Sin embargo, muchos de los que hemos vivido o aún vivimos enfermedades como cáncer, diabetes, asma o incluso un simple orzuelo o resfriado hemos tenido la oportunidad de vivir un proceso del que hemos aprendido algo tan sencillo como alentador y maravillosamente sano que me dispongo a compartir.

La naturaleza del organismo tiende siempre al equilibrio, es un laboratorio que ininterrumpidamente modifica la producción de su fábrica para mantener la homeostasis: el equilibrio interno independientemente de las condiciones externas.

Ahora bien, pueden darse acciones que influyan en el buen orden del sistema (contaminación, desequilibrios nutritivos, ondas nocivas, ritmo de vida y por supuesto perturbaciones emocionales. Para este último me sirvo de una frase prestada “lo inmaterial puede actuar violenta y rápidamente sobre la materia de nuestra organismo”), es entonces cuando el organismo de forma natural busca el equilibrio a través de sus propios mecanismos de regulación.

La enfermedad, desarreglo, desequilibrio o malestar (como quiera llamarse) es una señal del organismo de que hay algo que no funciona bien y es biológico (lógico con la vida) utilizar elementos que de modo natural lo hagan funcionar con normalidad.

A todos aquellos que padecéis una enfermedad, sea cual sea, o cualquier malestar os animo a que escuchéis. El síntoma no es un enemigo si no un susurro de esas células encargadas de comunicarnos que alguna necesidad no está siendo atendida ¿Por qué hay tantos enfermos crónicos? Porque estamos sordos. Sí, sordos y separados de nosotros mismos, como los políticos, ¿os suena? Le damos a nuestro cuerpo una pastilla y le decimos “cállate”. Pero ignorar el síntoma, tratar de taparlo o reprimirlo lo que origina es que el cuerpo grite más fuerte, así lo que en principio comenzó como un simple dolor de barriga, acaba derivando en una úlcera. Lo que ocurrió tras la manifestación del 15M ¿os suena?, 18 detenidos y al día siguiente el grito fue más fuerte y multitudinario.

Os sorprenderá como la enfermedad se transforma en un proceso con el que uno aprende a confiar y a comunicarse con su propio cuerpo cuando tratáis a esas pequeñas células con atención, cariño y respeto.

A todos aquellos que tratan de ignorar la voz de la calle, que abusan de los recursos que se comprometieron a custodiar, que abusan del trabajo y derechos de esas pequeñas células que forman la sociedad a la que se comprometieron a gobernar democráticamente, que responden a  protestas pacíficas con represión y violencia en lugar de defenderlas y protegerlas, os animo a que escuchéis, a que valoréis los síntomas y reflexionéis sobre qué acciones podéis llevar a cabo para gestionar una democracia de forma honesta y favorecer los mecanismos de regulación naturales del sistema. El abuso es una adicción causada por una imperiosa necesidad de poder. Os sorprenderá como la revolución se transforma en un proceso de transformación y evolución cuando tratáis a esas pequeñas células con atención, sentido común y responsabilidad.

Os sorprenderá ver que vuestro trabajo es importante cuando está al servicio del organismo del que formáis parte, a no ser que la enfermedad esté tan extendida que sólo nos quede abrir y cortar.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s