Solanum Tuberosum

En una de las visitas a la masía de Ángela en marzo, sembramos patatas, ese tubérculo al que tradicionalmente todos solemos alabar cuando nos hacen una foto.

Dejamos las patatas un tiempo en un lugar seco con luz indirecta esperando a que broten. Con la tierra abonada y preparada en surcos nos disponemos a sembrar.

Puede sembrarse la patata entera o a trozos, los trozos han de ser más o menos del mismo tamaño y tener al menos una yema, aunque un payés vecino nos dijo que mínimo debían ser dos para asegurar que una u otra brote.

Hay diversas formas de disponer las patatas, cada vez que pasa un vecino por el camino nos cuenta una forma distinta. Probamos dos: sembrar la patata directamente en el caballón a unos 10 cm de profundidad

o disponerlas en el surco y taparlas con la tierra sobrante de los laterales formando el caballón.

Hubo apuestas… que si las primeras estaban muy a la superficie, que si las segundas estaban demasiado enterradas… La verdad es que todos los apostantes han ganado puesto que las dos fórmulas han sido igual de efectivas.

Para quien quiera más datos sobre el cultivo de la patata os recomiendo que echéis un vistazo al magazine de Felix Maocho.

Las posibilidades culinarias de la patata son de sobra cocinadas, perdón, conocidas y ésta es un buen ejemplo para  recordar EL PRINCIPIO DE MODERACIÓN.

El efecto de la patata depende de cuanto la consumimos y cómo la cocinamos.

Principalmente rica en agua e hidratos de carbono, minerales y vitamina C, es un alimento nutritivo y rico en almidón, muy recomendable en casos de úlcera por sus propiedades cicatrizantes y sedantes.

La vitamina C, se encuentra justo debajo de la piel, y se pierde con la cocción, reduciremos la pérdida con una cocción lenta al vapor, incluyendo la piel si se trata de patata nueva y ecológica o si aprovechamos el caldo de la cocción.

En cambio, la patata frita aporta el doble de calorías que una patata hervida o al vapor, además como todos los fritos, aportan ácidos grasos trans que favorecen la oxidación de las células en general y son especialmente peligrosos para el corazón.

Las rodajas crudas de patata suavizan y calman la piel,  pueden hacerse servir para calmar ojos cansados, quemaduras leves o inflamación.

También es rica en potasio que favorece el funcionamiento de los riñones y del sistema nervioso. Al tener propiedades diuréticas resulta beneficiosa en casos de hipertensión y por el mismo motivo no hay que abusar en el caso contrario.

Combinadas con otros hidratos de carbono como pan, cereales o pastas y con proteína animal pueden hacer que tengamos una digestión más pesada y con flatulencias. Además de la suma de calorías, que evitamos si la combinamos con verduras.

Contiene un alcaloide llamado solanina que resulta tóxico. Mientras que la planta y los brotes tiernos del tubérculo resultan altamente tóxicos, la patata puede consumirse evitando que sea cruda, verde o germinada. Está por demostrar que la solanina actúa como inhibidor de la reparación del cartílago articular y favorece la inflamación, pero por el momento sí se ha observado en personas con problemas óseos o articulares una mejoría al  evitar o reducir el consumo de la patata y demás solanáceas (pimiento, berenjena y tomate).

Es interesante fijarse en que el consumo de solanáceas es bastante común, los acompañamientos habituales suelen ser patatas o pimiento y el tomate lo comemos en todos los platos (pan con tomate, en verano gazpacho, en invierno salsa de tomate, tomate en la ensalada,…), así como son comunes los problemas reumáticos y la osteoporosis.

Por supuesto, influyen muchos otros factores en estos desequilibrios, comer patata, tomate, pimiento o berenjena  no es indicativo de ningún problema en las articulaciones, así como que la patata esté rica o contenga potasio tampoco es indicativo de que tengamos que comerla a diario, el principio de moderación sugiere sencillamente que comamos cuanto más variado mejor para aprovechar los nutrientes y beneficios de cada alimento.

 

Anuncios

5 comentarios en “Solanum Tuberosum

  1. Muchas gracias por tu enlace, Me hizo feliz lo que escribiste en mi blog, pero no es un blog especializado, La horticultura es solo uno de los muchos temas que toco. En él escribo de todo lo que me interesa y soy un poco esparramado en mis gustos. Saludos. .

    • Lo sé, me he estado dando un paseíto. He recomendado la sección de horticultura porque es realmente completa, aunque ya he visto que compartes un poco de todo, y lo dicho, me parece estupendo.
      Saludos.

  2. Pingback: Patatas para todo el año « Elhuertogeneroso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s