La noche de San Juan

brunos garden

Escultura de Bruno Torf. Australia

Después del solsticio de verano, el día más largo del año , llega la noche de San Juan, la noche mágica del fuego con el que se pretende dar fuerza al sol , ya que a partir de ahora los días van siendo más cortos hasta que llega el invierno, y que al mismo tiempo purifica y protege de influencias dañinas.

El origen de la celebración del solsticio de verano y la noche del fuego es el festival que celebraban los celtas en honor a Belenos: la celebración del Beltaine que significa “fuego de Bel”, en la que los druidas pedían a los dioses disponer de un año fructífero y hacían saltar al ganado a través del fuego para purificarlo y prevenir enfermedades.

Es época de gratitud por las cosechas , más horas de sol y tiempo para la diversión y de pedir por la fecundidad de la Tierra y de los hombres.

Se dice que se abren las puertas a la dimensión mágica: hadas, duendes, dragones, brujas,… campan a sus anchas a la luz de la Luna y atraídos por la luz de las hogueras.

Es una noche perfecta para recolectar plantas medicinales, ya que esta noche se potencian sus virtudes. Se dice que son 7 las plantas que se recogen esta noche, todas ellas con propiedades aromáticas, depurativas y también utilizadas como protección contra energías negativas:

Salvia, Milenrama, Crisantemo de los prados, hiedra terrestre, rusco, artemisa e hipérico y dicen que un baño de rocío al amanecer cura enfermedades y realza la belleza.

A la  hierba de San Juan o hipérico se le confería la propiedad de alejar los malos espíritus, hoy se sabe que está indicada en casos de depresión, insomnio y ansiedad . En aceite se utiliza para heridas y quemaduras.

Las precauciones a considerar con esta planta  son la interacción con fármacos indicados para la depresión, mayor sensibilidad de la piel a la exposición solar y como la mayoría de plantas, no tomar en caso de embarazo o lactancia.

Hay numerosos rituales, para todos los gustos y colores, el más sencillo y que funciona sin ninguna duda es disfrutar la noche, arrojar al fuego lo que ya no nos sirve y amanecer bailando con el Sol.

La imágen es de el maravilloso jardín de Bruno Torf , que se vio afectado por el incendio forestal que arrasó en el sureste de australia este mismo año, en su página podéis ver su magnífica obra, ahora están reforestando el lugar y rehaciendo las esculturas que se pudieron salvar.

Feliz noche de San Juan y sobretodo cuidadín al saltar la hoguera.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s